Consejos para conducir con nieve

Conducir bajo situaciones climáticas adversas no es lo mismo que hacerlo en condiciones buenas del clima. En caso de que necesites un nuevo motor para tu vehículo debes visitar motoresdyg, porque encontrarás los precios más ajustados para renovar el motor de tu vehículo sin ningún tipo de inconveniente.

Pero, son muchos los conductores, que no saben cómo conducir bajo la nieve y pueden causar muchos accidentes al conducir. Por este motivo, hoy he reunido algunos consejos prácticos que te permitirán conducir de una forma bastante eficiente cuando el clima no es el mejor, por lo que te invito a seguir leyendo.

¿Qué tener en cuenta para conducir con nieve?

A la hora de conducir con nieve debes tener en consideración algunos puntos clave parra puedas conseguir una mayor seguridad:

Cadenas y neumáticos

El uso de las cadenas de nieve permitirá que tu vehículo tenga un mejor agarre, pero para que sea efectivas debes asegurarte de ponerlas bien. Las cadenas únicamente son adecuadas si existe nieve, por lo cual, dependerá de las zonas que vayas a visitar en invierno.

Es importante tener en cuenta que puede que únicamente con unos neumáticos de invierno o todo tiempo sea suficiente si viajas a zonas costeras españolas. Esto debido a que a pesar de que no haya nieve, será indispensable tener en cuenta que la temperatura más baja del asfalto representará un mayor riesgo.

Proceso de arranque

Cuando hay nieve es probable que tu coche patine, por lo que debes asegurarte de acelerarlo poco a poco evitando revolucionar el motor. En caso de que siga patinando, se debe emplear una marcha posible para lograr salir de la nieve y se debe mantener la dirección recta en todo momento.

Asegúrate de dejar conectado el ESP, puesto que aportará una mayor seguridad en las situaciones de baja adherencia. Sin embargo, si vas a usar las cadenas o si vas a usar rampas debes asegurarte de desconectarlo.

Mientras conduces

Debes tener en cuenta que la nieve se puede haber convertido en hielo, en especial si ha sido pisada mucho. Por este motivo se debe tener en cuenta que debes frenar con pequeños toques, y en caso de que tu coche patine, será indispensable quitar el pie del acelerador.

Por otra parte, debes tomar las curvas de forma que el neumático no pierda contacto y a una velocidad constante. En las bajadas es importante frenar de a poco, y en las subidas debes asegurarte de aumentar la velocidad para que se pueda completar la subida.