La Gran Solución a la Calvicie

El cabello tanto como el vello corporal es una influencia directa para nuestro aspecto físico, este queramos o no; define totalmente gran parte del cómo nos ven los demás. El tema de estos dos accesorios adheridos a nuestro cuerpo es que a medida que pasa el tiempo nos preocupa su existencia.

El cabello a lo largo de los años se va deteriorando, puedes ser de esos afortunados que tiene un cabello poblado pero que le salen canas o ser del otro porcentaje en el que mientras más años tiene menos cabello aparece y progresivamente en algún punto acaba yendo a alguna corporación capilar.

Esto podría solucionarse con un tratamiento de microtrasplante folicular, se trata de una técnica obviamente con tecnología innovadora y bajo el trabajo de profesionales en el sistema; que permite trasplantar la mayor cantidad de cabello posible mediante unidades foliculares.

Son varias las técnicas utilizadas para combatir este tipo de problemas todas son siempre bajo terapia quirúrgica y un gran porcentaje de la sociedad ha optado por el tratamiento de FUE (follicular unit extraction), y el porcentaje restante se ha ido por el lado de los tratamientos de microtrasplante capilar.

El sexo masculino es el mayor demandante

El injerto capilar se realiza de manera lógica, es decir; se extrae unidades foliculares de las zonas llamadas “donantes” que es donde el pelo por cuestiones genéticas no se cae, la nuca y las zonas laterales de la cabeza son las que se toman en cuenta por estas características.

Esto posteriormente es trasplantado a aquellas zonas en donde carece el pelo, que son las zonas restantes o podría decirse “receptoras”.

Los hombres en este caso son los mayores demandantes de este tipo de tratamiento aunque se dice que a día de hoy hay más mujeres que se someten al tratamiento para así solucionar problemas capilares. En muchas clínicas el porcentaje de hombres que asisten superan en creces el porcentaje de mujeres.

Las causas de la calvicie

Bajo estudios profesionales se menciona que principalmente la calvicie se debe un porcentaje mayor al 50% de los casos a algo que se llama alopecia androgénica.

Esto no es más que un desorden (por así decirlo) hormonal que se hereda de nacimiento que afecta únicamente a la parte frontal y superior del cuero cabelludo.

Hay otros tipos de casos que se asemeja mucho a este pero que tienen otros nombres, las cuales son congénitas y adquiridas. La congénita se trata de la ausencia de cabello desde que el individuo nace.

La adquirida se divide en dos variantes: no cicatriciales en donde se pierde el cabello pero no el folículo cómo tal y en algunos casos este cabello podría regenerar nuevamente.

Y las cicatriciales en donde se pierde el cabello, adicionalmente el folículo y en resultado de ello el cabello no vuelve a crecer más a menos de que se realice una intervención quirúrgica.