Los rituales para ayudar a nutrir el espíritu.

Si te sientes mal físicamente vas a donde un médico para que te ayude a sanar, si te sientes mal mentalmente vas a donde un terapista para que te ayude a mejorar. Pero si tu padeces de problemas amorosos y espirituales ¿A dónde debes ir?.

Lo aconsejable es que busques ayuda para que te ayude a sanar espiritualmente, podrás encontrar muchos videntes y guías espirituales dispuestos a ayudarte a sanar, las opiniones sobre Alicia Collado como consejera espiritual y amorosa son tan numerosas que la hacen acreedora del título de mejor vidente del mundo.

¿Qué debe tener un buen consejero espiritual?

Un buen consejero espiritual debe tener varias características que lo hagan especial. A la hora de buscar un buen guía espiritual debes buscar referencias de que no sea un aprovechado que solo busque engañarte.

Lo ideal es llegar a un consejero espiritual por referencia de alguien que ya haya comprobado la veracidad y efectividad de este. En caso de que llegues sin referencia alguna deberás tratar de encontrar información sobre esta persona para evitar el engaño.

Todo consejero espiritual tiene una presencia con la cual las personas se sienten identificadas, por lo general son personas bastante empáticas y amables, son de esas personas que tienen una sonrisa relajada y tranquila que te hace sentir bien con solo verla.

Tienen una vocación al servicio y a ayudar notables, los buenos consejeros espirituales saben que su misión en el mundo es ayudar y aunque siempre recibirán algún tipo de retribución monetaria esta no debe ser el motivo para prestar dicha ayuda. Es decir jamás debes ir con un guía espiritual que sea codicioso y pesetero. Un consejero ambicioso es un total charlatán.

Un verdadero guía espiritual sabe que tú y solo eres el que puede cambiar el rumbo de tu vida. La labor de un consejero es ser el faro que te guie a encontrar el camino, más no debe llevarte cargado ni a empujones por ese camino.

Jamás acudas a donde un guía espiritual que se encuentre en peores condiciones que tu, es decir si consigues un guía espiritual que sea mucho menos afortunado que tú en el amor y que no sepa cómo superar sus propios problemas espirituales. Seguramente tampoco pueda ayudarte a ti.

Un buen consejero espiritual tiene un espíritu feliz y calmado, es por eso que tu espíritu se siente calmado en su presencia. Su labor es mostrarte el camino y brindarte las herramientas para que tu espíritu pueda llegar a ese estado de equilibrio.