Venta de viviendas: Los impuestos

Mudarse a una nueva propiedad inmobiliaria es una gran aventura, la cuál requiere de la preparación de ciertos protocolos administrativos; esto implica en todos los casos en España el pago de impuestos a la municipalidad, si se esta vendiendo una propiedad inmobiliaria.

Los impuestos son: el impuesto sobre la renta y el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, también conocido como la plusvalía municipal Zaragoza. El primer impuesto se efectúa como pago para la fiscalidad de la venta de la vivienda.

Mientras que el segundo se trata de un pago que se impone a razón del aumento de valor de la propiedad. Sin embargo, para realizar el pago de la plusvalía municipal Zaragoza es necesario conocer cuanto será el monto y de que forma proceder.

¿Cuánto es el pago de plusvalía municipal Zaragoza y cómo pagarla?

En el pasado el pago de plusvalía era determinado considerando el periodo de tiempo y un coeficiente de cálculo, estos se aplicaban sobre el valor actual de la propiedad que será vendida. Un ejemplo para el cálculo de el monto a pagar por este impuesto es el siguiente:

Supóngase que una propiedad fue adquirida por una persona en el año 2000, este pagó por el inmueble 120.000 €. Pasados 11 años esta persona decide vender la propiedad, para este año el valor de la casa es de 150.000 €.

Entonces esta tiene un IBI de valor catastral de 85.000 € y valor catastral de suelo de 36.000 €; considerando que el periodo de propiedad fue de 11 años el porcentaje de plusvalía según la ordenanza es de 29,70%, lo que da una base de 10.692 € y la cuota tributaria resulta en 2.779,92 €.

Sin embargo, según la última reforma esta cuota se ve reducida en un 95% para viviendas y herencias, mientras que en un 20% corresponde a otro tipo de edificaciones.

Por otro lado al momento de realizar el pago de plusvalía se deben presentar una serie de documentos, los cuales estas debidamente explícitos en el portal web del ayuntamiento de Zaragoza; todos los recaudos deben ser entregados en el departamento de plusvalía de la municipalidad.

Este procedimiento es muy sencillo, pero ya que conlleva la ejecución de labores administrativas que pueden resultar tediosas; por este motivo el ayuntamiento permite que esta labor sea efectuada por algún profesional licenciado en leyes, que sea de la confianza del propietario o vendedor del inmueble.