Consejos sobre la carga del aire acondicionado

Debes fijarte muy bien en que tu aire acondicionado siempre esté en buen estado cuando llegue el verano. En todo caso, debes asegurarte de recargar aire acondicionado en un taller profesional, el cual te brinde un servicio de primer nivel como el de Motor Town, donde además encontrarás los precios más bajos.

Pero, es probable que no sepas mucho sobre la carga del aire acondicionado, y por este motivo, te invito a que sigas leyendo este post y así disfrutarás del máximo rendimiento. Así que, si quieres conocer más al respecto, te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

¿Cada cuánto se recarga el aire acondicionado?

Existe el mito de que la recarga de aire acondicionado se debe hacer cada año, y esto no es verdad a menos que tu coche tenga una fuga. Lo ideal es que se haga la recarga del aire acondicionado por lo menos una vez cada 2 años para mantener un buen funcionamiento.

Si tu aire acondicionado no enfría lo suficiente podría deberse a otras causas y no exactamente a que necesitas una recarga. Este es un circuito cerrado que va perdiendo gas muy lentamente, por lo que cada 2 años será más que suficiente.

Problemas que puede tener el aire acondicionado

Existen diferentes problemas que pueden afectar el rendimiento del aire acondicionado y que no tienen que ver con la recarga del mismo. Dentro de estos están:

  • Tienes un fallo en el filtro del habitáculo, que puede estar muy sucio o taponado que no deja que el aire circule correctamente.
  • Existe algún fallo eléctrico.
  • Tiene alguna fuga en el sistema de aire acondicionado, lo que llevará a que se tenga que hacer la recarga anual.

Debes asegurarte de revisar estos puntos clave para que puedas conseguir un gran rendimiento en el mismo.

¿Cuál es el coste de la recarga de aire acondicionado?

Es importante considerar que el coste que tiene la recarga de aire acondicionado dependerá en gran medida del tipo de vehículo del que se trate. En todo caso los precios suelen empezar en unos 50 euros, y pueden llegar a ser de hasta 200 euros dependiendo del tamaño de tu coche.

Teniendo en cuenta que es un mantenimiento que se debe hacer cada dos años puede resultar económica. Sin embargo, el sistema de aire acondicionado debe estar en buen estado y que no lo hayas dejado apagado durante mucho tiempo, porque el sistema sufrirá daños.